Sano por dentro Sano por fuera

Home / Sano por dentro Sano por fuera
Septiembre 9, 2017

Sano por dentro Sano por fuera

Sano por dentro  Sano por fuera

( 2 Reyes 5 : 1 – 14 ), ( La Enfermedad de Naamán )

Naamán era un general del ejército de Siria, PERO estaba enfermo de lepra y
estaba buscando sanación.

  ¿ CUÁL ES EL PERO DE MI VIDA?

La historia relata que una muchacha quién era la esclava de Naamán le dijo a su
ama que si el señor Naamán le pidiera la sanación al profeta de Israel, él sería
sanado.
¿ Qué tienen en común la niña y Eliseo?
Los dos son temerosos de Dios. La niña habló sobre una sanación y Eliseo puso en
acción la sanación.

¿ A quién me parezco yo?

CADA VEZ QUE ALGUIEN HABLE DE UN PROBLEMA, ES DIOS QUIÉN LO PONE
DELANTE DE NOSOTROS Y DEBEMOS APROVECHAR LA OPORTUNIDAD PARA
COMPARTIR DE DIOS.

Naamán tenía dos enfermedades:
Física = Lepra
Espiritual = Mal Carácter

Dios empezó a trabajar con Naamán así:
a) Le habló la niña.
b) El rey de Siria le dió dinero, oro, vestidos y una carta de recomendación para el
rey de Israel, para que lo sanara.
c) Eliseo envió un mensajero con las indicaciones sobre lo que debía hacer
Naamán para ser sano.

” DEBEMOS HACER LAS COSAS A LA MANERA DE DIOS, NO A LA NUESTRA “.
” DIOS SANA PRIMERO MI ENFERMEDAD INTERIOR Y LUEGO SANA MI ENFERMEDAD EXTERIOR; SÓLO DEBEMOS OBEDECER “.

DIOS EMPIEZA A SANAR A NAAMÁN :
Naamán tenía que cambiar su mal carácter, la impaciencia, la incredulidad y la soberbia para ser sanado de la lepra.

CONCLUSIÓN:
Debemos acudir a la Presencia de Dios con humildad, sumergirnos siete veces en Él, así seremos sanos y limpios.

JORDÁN = SUMERGIRSE